Game of Thrones llega al extremo para evitar los spoilers

Porque hay maneras rudas de evitar filtraciones para la temporada final

logo

El año que viene se estrena la esperada temporada final de Game of Thrones. No sólo es una serie memorable, sino es el punto final de un show que marcó época. A diferencia de temporadas pasadas, no existen libros en los cuales basarnos para saber qué esperar. Por tanto, no falta quienes busquen adelantarse a los hechos y filtrar detalles del rodaje. Para combatirlos, la producción ha tomado medidas extremas.

De acuerdo con Sansa Stark, digo, Sophie Turner, el equipo de filmación tiene dispositivos para cazar drones. Sí, así como lo lees. De esta manera, quienes busquen aprovechar tomas aéreas para espiar el proceso de rodaje simplemente verían frustrados sus esfuerzos. Para la actriz es un detalle sorprendente, aunque sería mucho más genial si esa caza de drones fuera al estilo de la fantasía medieval.

Más o menos como lo ocurrido en este festival ruso recreacionista.

Publicidad

"Si un drone vuela sobre los escenarios, hay una cosa que los puede matar", comentó la actriz durante un panel en la Comic Con de Nueva York. "Se trata de algo genial. Crea un campo a su alrededor y simplemente se caen. Es algo muy de los X-Men".

Recordemos que Sophie Turner dará vida nuevamente a Jean Grey en la cinta Dark Phoenix, la próxima película de los Hombres X a estrenarse a mediados del año próximo. Evidentemente estamos hablando de un momento relevante en dicho universo fílmico, pues será la adaptación de la que para muchos es la saga más importante en los cómics de los X-Men.

Publicidad

Por si tenías curiosidad, el dispositivo al que se hace referencia es uno que utiliza la policía para detener a los drones. Su uso se debe en parte a la colaboración que tiene la producción de Game of Thrones con las autoridades de Irlanda del Norte para garantizar la seguridad del proyecto. Aunque, insistimos, sería más cool que los tiraran con una lanza. Es Game of Thrones, vamos.