El orgullo hispano de los hijos

Por:   Redacción   |   Fuente:   Agencias |   2013-09-09 15:15
Familia hispana
Foto: AP

Las razones por la que cada uno de nosotros llega a este país son diversas. Como son igualmente diversas nuestras costumbres, nuestra forma de hablar, nuestras creencias espirituales... porque aunque todos seamos hispanos, hay que cosas que nos distinguen entre país y país, ciudad y cuidad, y familia y familia.

Sin embargo, hay cosas que nos unen: el idioma, las ganas de superarnos, la importancia de la familia y el orgullo de quienes somos y de donde venimos. El Mes de la Hispanidad, que se celebra en los Estados Unidos desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre, es un buen momento para reforzar y preservar nuestra herencia y cultura.

Inspirémonos y contagiémonos del entusiasmo que crece en los vecindarios hispanos alrededor de todo el país en estos días, cuando se rinde tributo (a través de ceremonias, talleres, festivales y manifestaciones públicas) a los logros, contribuciones y tradiciones que poseen los millones de hispanoamericanos que viven en Estados Unidos.

Ese mismo fervor pueden transmitírselos a sus hijos, para que durante su desarrollo se sientan orgullosos de sus raíces y se conviertan en hombres y mujeres de bien, y pongan el alto nuestra herencia hispana.

¿Cómo pueden los padres fomentar en los hijos el respeto y amor hacia sus raíces latinas? Comiencen por casa. Es importante que desde pequeños les expliquen a sus hijos quiénes somos; que cada grupo hispano es diferente uno del otro, y que por circunstancias similares (políticas, económicas, etc.) venimos a este país en busca de oportunidades. Háganle hincapié en lo importante que es preservar nuestro idioma, pues mientras más lenguas se hablan, más puertas se abren.

Asimismo, muéstrenles el valor de la familia. Llamen a los abuelitos el día de su santo, reúnanse semanalmente con otros miembros de la familia para un almuerzo el domingo, y socialicen con los vecinos, pues en nuestros países el que vive en la casa del lado, se convierte en parte de nuestra familia.

Incúlquenles sus creencias religiosas. Para los latinos los valores espirituales son parte del día a día. Y tan es así que cuando algo nos preocupa, siempre recurrimos a nuestra guía espiritual para apoyo y consejo.

Descarga de iBookstore el libro: His Panic - Geraldo Rivera

regresar