Haz de TELEVISA.COM tu página de inicio
Ir a Televisa en Inglés

Espectáculos

Made in México logra ovación de pie

  • Por: Agencia
  • Fuente: NOTIMEX
  • 2013-03-07 14:04
Elenco Maid in Mexico

Foto: ARMANDO ÁLVAREZ

Rafael Inclán, Socorro Bonilla y Rocío Banquells hablan sobre el estreno de su obra teatral, Made in México

Una prolongada ovación de pie recibieron Socorro Bonilla, Rafael Inclán, Rocío Banquells y Juan Ferrara al concluir la función especial de estreno de la obra Made in México (Otra historia de amor).

 

Su trabajo histriónico sobre el escenario de la Sala Chopin fue incomparable y tan conmovedor que el público les aplaudió durante tres minutos. Los actores agradecieron el gesto a punto del llanto.

 

"Pues sí lloré, se siente bien bonito que te aplaudan así y más aún si las fanfarrias vienen de un público tan exigente, lleno de amigos, pero también de grandes actores y críticos de la prensa. Me siento muy emocionada, no sé cómo explicarlo", comentó Socorro Bonilla.

 

La actriz interpreta a Yoli, mujer que junto a su esposo y su hija habitan en un barrio humilde de México. Sus posibilidades económicas son escasas, pues su casa y su taller están hipotecados.

 

"Es un personaje que agradezco haya llegado a mi vida, porque me conmueve demasiado. Me ha permitido reconciliarme con todo lo mío, con mis antepasados y mis raíces, lo disfruto plenamente y me identifico totalmente con él", expresó.

 

Made in México, de Nelly Hernández Tiscornia, narra la historia de dos matrimonios, uno emigró desde hace 20 años a Estados Unidos en busca del llamado sueño americano, mientras que el otro decidió quedarse en el sitio donde nació, luchando contra todos los inconvenientes.

 

Sin embargo, la estabilidad de Yoli y El Negro (Rafael Inclán) corre peligro cuando Marisela (Rocío Banquells), la hermana de él, durante su visita, les sugiere una vida mejor en Estados Unidos.

 

"Ya hasta te conseguimos trabajo en un taller, está todo listo para que se vayan y vivan mejor, no en esta pobreza", les asegura Marisela, lo cual es el detonante para que Yoli, quien normalmente no habla, dice: "El Negro hablará y muy fuerte".

 

"Es una impotencia muy grande la que siente esta mujer porque ama a su hombre. Sabe que si se van podrían vivir mejor, sin tantas carencias, pero al mismo tiempo siente una gran responsabilidad de quedarse y luchar desde adentro, de no tirar la toalla", explicó Bonilla.

 

Admitió que en algún momento de su vida pensó en emigrar de México ante la difícil situación económica, "porque definitivamente, das un paso para adelante y el sistema te empuja cuatro para atrás; sin embargo, aquí sigo porque amo a mi país".

 

Rafael Inclán consideró que el tema de Made in México es universal, pues la obra ha triunfado en Argentina, España y Estados Unidos.

 

El actor dijo que en caso de presentársele la oportunidad de radicar en Estados Unidos, como sucede con su personaje El Negro, simplemente no lo haría.

 

"En lo personal no me iría de México porque no hablo inglés y no voy a hacer el ridículo y a que me ninguneen, ¿a qué voy? Aquí tengo una carrera, no tengo la facilidad ni la habilidad de los que se han ido, en dado caso, que vengan por mí, por qué voy a ir a buscarlos", apuntó en entrevista.

 

Después de ver Made in México, el público, entre risas y lágrimas, se conmueve con su historia y sale con el corazón regocijado y con el orgullo de vivir en este país, así lo percibió el actor Enrique Rocha, quien fue uno de los invitados especiales.

 

"Es una obra muy importante, dice muchas verdades y habla mucho de las raíces de México, país al que dignifica. Es un tributo a la tierra, a la permanencia, a nuestra cultura aunque visto a partir de la pobreza, pero llega mucho al corazón", platicó.

 

Made in México luce además con las voces grabadas de Rocío Banquells, Mariano Palacios y Angélica María interpretando temas como Canción mixteca, Cielito lindo, México lindo y querido, Mi ciudad y México en la piel, entre otras.

 

Levanta su telón en la Sala Chopin de esta capital, bajo la dirección de Manuel González Gil y la producción de Sergio Gabriel (Filomena Marturano).