Haz de TELEVISA.COM tu página de inicio
Ir a Televisa en Inglés

Espectáculos

Las paredes hablan llega al cine

  • Por: Redacción
  • Fuente: NOTIMEX
  • 2012-12-03 17:21
Las paredes hablan

Foto: Marco Polo Dávila

Este 7 de diciembre llegará a las pantalla grande la cinta Las paredes hablan, que protagoniza el actor Kuno Becker

Una historia de amor al estilo Romeo y Julieta, pero a la mexicana, que transita en tres épocas distintas, es lo que plantea el filme Las paredes hablan, dirigido por Antonio Zavala Kugler, que se estrenará el 7 de diciembre, con 250 copias en el país.

 

Esta película está basada en el libro del mismo nombre, de la escritora mexicana Carmen Boullosa, quien además realizó el guión, y que tiene como protagonistas a los actores Kuno Becker, Mario Zaragoza, Joaquín Cosío y Miguel Rodarte, entre otros.

 

En conferencia de prensa, Boullosa explicó que se trata de una película familiar, que nace de su deseo por hacer algo en México, pues radica en Nueva York: "mis últimas tres novelas estuvieron relacionadas con el mundo cervantino, pero yo quería hacer una historia que hablara de mi país, de su historia y su cultura."

 

Detalló que tanto el libro como el filme recuperan una casa que habla y cuenta la historia de un Romeo y Julieta, pero a la mexicana, que se encuentran y reencuentran en tres épocas distintas, y donde uno de los personajes principales es el padre patria en sus distintas facetas.

 

"Tuvimos un equipo de lujo, encabezado por el director Antonio Zavala Kugler y la productora Ana Roth, para contar una historia osada que sólo puede ser contada a través del cine, yo sólo me senté a escribir el guión y la novela, que exigían estructuras diferentes", expresó la escritora.

 

Destacó que: "mi intención como escritora era tratar de entender la actual situación del país mirando en el pasado, porque se trata de una reflexión sobre el presente trágico de México; pero también mi intención fue recuperar nuestro capital cultural, porque somos un país lleno de talento, vigor y capacidad creativa."

 

Por ello, Las paredes hablan tuvo como escenarios principales el Museo Nacional de Arte, de la Ciudad de México, el Museo de Antropología y lugares mágicos de Texcoco, además de incluir las obras de la colección Soumaya y músicos como el flautista Horacio Franco y la intérprete Eugenia León.

 

En este sentido, el director Antonio Zavala Kugler aseguró que Las paredes hablan es una obra que tiene peso propio: "porque se trata de una leyenda de amor llena de subtextos, con un mensaje de esperanza y admiración por nuestra historia y cultura."

 

Uno de los aspectos que destacó fue que la partitura musical es de Leoncio Lara Bon y Rodrigo Garibay, interpretada por la Orquesta de Minería, bajo la dirección de José Areán, así como la colección de Andrés Blastein, considerada la más importante en todo el mundo.

 

Apuntó que es una película abstracta, con la intención de que el público se lleve su propia conclusión a su casa: "porque no sólo quisimos plasmar una historia de amor, sino que incluimos subtextos que tienen que ver con nuestra propia historia e identidad como mexicanos."

 

Por su parte, los actores destacaron el privilegio de poder hacer tres personajes en una misma producción cinematográfica, donde las caracterizaciones jugaron un papel importante.

 

Kuno Becker, el protagonista, señaló que hacer un proyecto de este tamaño y trabajar con gente talentosa es siempre divertido: "creo que es importante que el público vea historias de amor con una propuesta diferente."

 

Mario Zaragoza consideró que es una película: "que a mí en lo personal me agrada mucho, porque tiene poesía, nos relaciona con nuestro entorno, con nuestra historia y nos presenta realidades que hemos tenido en tres etapas importantes para el país."

 

En su oportunidad, Joaquín Cosío expresó que participar en este filme: "fue una experiencia entrañable, porque se trata de un filme que se fundamenta en una obra literaria y el traspaso al lenguaje cinematográfico ha significado un reto para todos los que participamos en ella, pero sobre todo para la escritora y el director."

 

Finalmente, la productora Ana Roth explicó que esta producción se hizo con mucho amor: "somos familia todos los que participamos; tuvo cosas muy afortunadas empezando por el elenco, es un trabajo con una logística complicada porque recrea tres épocas distintas: 1810, 1910 y la época actual, pero creo que lo hicimos bien."

 

Las paredes hablan tuvo un presupuesto de 43 millones de pesos; contó con el financiamiento de la Fundación Harp Helú, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), y fue filmada durante 36 días en lugares como el Museo de Antropología, el Museo Nacional de Arte (Munal), Bellas Artes, Chapultepec y el Molino de las Flores, en Texcoco.