Ikki de Fénix

Hideyuki Hori

Ikki es el Santo de la constelación de Phoenix. Se caracteriza por tener el cosmos más agresivo y violento de los Caballeros.

 

Acostumbra andar separado del resto de los Caballeros de Bronce, sin embargo, siempre aparece oportunamente en los momentos de necesidad.

 

Se considera a sí mismo un lobo solitario que no le interesa andar en grupos. A pesar de que se introdujo más tarde que los otros cuatro Caballeros de Bronce principales, el rol de Ikki en la historia es bastante significativo.

 

Él sirve como el primer antagonista de la serie que los demás santos deben derrotar, así como un poderoso aliado más adelante en la serie.